Combinando disciplinas

Desde hace un par de semanas tengo una niña nueva recién mudada a España. Como está recién llegada no conoce nuestro idioma con lo que la clase la hacemos en inglés. Menos mal que yo no voy mal en su idioma y ella tiene paciencia y buen humor para enseñarme las palabras que no sé (el otro día aprendí codo).

Esta experiencia me ha hecho pensar en la mezcla de asignaturas y en los beneficios que todos podríamos extraer de esta práctica. Y también me ha hecho pensar que últimamente me paso los días pensando.

Para esta chica en concreto tiene unos beneficios claros. Si la clase no fuera en inglés no podríamos comunicarnos y yo no le podría enseñar nada. Y de paso, ya que estamos solas en clase igual que ella me enseña palabras que yo no sé, yo le enseño esas mismas palabras a ella. Así ha aprendido los nombres de los dedos, de los brazos y hombros, así como las partes del instrumento y las notas. Con la edad que tiene en el cole ya no le van a cantar la canción de «Dedo gordo, dedo gordo, ¿dónde está?», y no son palabras que se usen demasiado en una conversación normal. Además, precisamente porque estamos solas y toda mi atención es para ella comienza a hacer sus pinitos en castellano.

Igualmente para mí tiene beneficios. Aprendo de ella y cojo soltura con el idioma. En mi ciudad no es muy fácil encontrar con quien hablar inglés una hora cada semana.

Seguramente esto también sería útil con otros alumnos. Ahora está cada vez más a la orden del día los colegios bilingües, todos los padres desean que sus hijos aprendan la mayor cantidad de idiomas posibles. ¿Sería compatible mezclar enseñanzas? ¿Que les hable en inglés, francés o ruso el entrenador en el fútbol? ¿Que en la academia de inglés la clase fuera en alemán? ¿Que en la clase de música aprendan en cualquier idioma? Serían necesario, claro, profesores muy cualificados. Pero quizá poco a poco podrían combinarse disciplinas formando a los chicos más completamente. En realidad casi todos los métodos que se utilizan vienen en varios idiomas.

Escríbeme en los comentarios, a micorcheachiquitita@gmail.com o en el formulario de contacto.

0 comentarios en «Combinando disciplinas»

  1. A mi parecer es la mejor forma de aprender un idioma, integrándolo en la vida diaria de los niños. Pero me gustaría ir más allá. Se podrían combinar todo tipo de áreas, aprender matemáticas bailando o ciencias mientras se hace deporte. La vida no está compartimentada, ¿por qué lo hacemos cuando se trata de la enseñanza?
    Mucho ánimo con esta nueva experiencia. Enseña, aprende y disfruta.

    Responder
    • Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Tengo una amiga maestra que precisamente enseña matemáticas bailando, el movimiento ayuda a los chicos a comprender la abstracción que las mates suponen. En su cole la han tachado de loca, pero sus alumnos son los que mejores resultados obtienen, incluso esos chicos a los que tradicionalmente les ha costado más aprender…. Los resultados de combinar materias hablan por sí mismos.

      Responder
Deja un comentario