¿Cómo se anima a un chico que ya está animado?

Bueno, después de las vacaciones y de un gripazo de miedo que me ha dejado varios días K.O. aquí estoy para contaros cositas.

El otro día me llamó una compañera de carrera, y gran amiga, para contarme de un alumno suyo. La verdad es que nuestra comunicación es muy fluida y nos contactamos a menudo para pedirnos consejo la una a la otra cuando tenemos algún problema con un alumno, dos cabezas piensan siempre mejor que una.

El chico en cuestión es un alumno ideal. Va contento a clase, lleva el material siempre ordenado y practica cada ratito que puede. El problema parece ser que esos ratitos que dedica a practicar son muy escasos debido a la gran carga de tarea que tiene para casa del colegio. De hecho falta mucho a clase debido a este asunto. El resultado es un niño que adora tocar el violín, con muchas ganas de aprender y con una motivación envidiable que no avanza. Se ha quedado descolgado de sus compañeros y tiene cada vez peor la posición y el sonido porque practica sin tiempo y de corre prisas o no practica. Y claro, él sabe en qué situación está, y aunque le encanta, siempre repite «lo hago mal».

Esta chica ya no sabe que hacer para ayudarlo, y no me extraña. Con un niño que no practica porque no quiere se puede negociar, o que no practica porque no le gusta o no se motiva se puede trabajar también. Pero, ¿qué hacer con un chico que no tiene tiempo? ¿y que aunque vaya por detrás de los compañeros y esté tocando por un nivel muy por debajo de lo que debería con los años que lleva apuntado a clase de violín sigue motivado y con ganas de ir a clase?

Las cosas que ha hecho hasta el momento por él han sido cambiar el instrumento y ponerle una almohadilla, su violín ya era demasiado pequeño y estaba tocando con esponja. Buscando que la almohadilla le ayude a mantener la posición con el nuevo violín más grande. Seguramente con el nuevo instrumento y la posición mejorada su sonido también mejorará. También se va a casa semanalmente con tarea realista para hacer y con esa tarea detallada en número de repeticiones por ejercicio y objetivos a conseguir, aunque generalmente no los cumple. Y… ¿qué más? Pues intentar borrar de su cabeza el «lo hago mal» que se repite constantemente. Pensar eso no hace más que acentuarlo y este niño necesita una buena dosis de autoestima de cara al instrumento. «He practicado poquito» es mucho mejor que «lo hago mal». Para eso ideamos una «audición de clase», donde ella trabaja tiene la suerte de contar con un salón de actos con lo que, aunque sea a nivel interno, puede hacer un concierto fuera del aula para poner a los chicos en la situación de tocar. Para este chico ha elegido una pieza que sabe perfectamente, del año pasado. Esperamos que disfrute tocando maravillosamente, como seguro que lo hará, y poder hacerle entender que «lo hace muy bien». Parece que desde que se puso la fecha ha practicado más, quiere hacer un gran concierto. Y el concierto es esta tarde. Deseadle suerte. Y mañana os cuento cómo fue.

¿Tenéis alguien cerca en esta situación? ¿Cómo lo habéis trabajado? ¡Nos quedamos sin ideas!

Escríbeme en los comentarios, a micorcheachiquitita@gmail.com o en el formulario de contacto.

0 comentarios en «¿Cómo se anima a un chico que ya está animado?»

  1. Hola compañera! Realmente la motivación en un alumno es fundamental para su avance, cada vez lo tengo más presente.
    Sin entrar en detalles sobre mi opinión con respecto al sistema educativo en nuestro país y el absurdo exceso de tareas y memorización…pienso que si por el momento no puedes descargar al alumno de tanta tarea quizás una opción a plantear sea la de adaptar el material y contenido del curso a un ritmo que pueda llevar. Si dispone de algo de tiempo a diario por poco que sea y los planteamientos semanales de instrumento son llevaderos irá menos estresado y sentirá menos como todo se le hace cuesta arriba. Desde luego no es del todo ideal la solución pero al menos conseguimos mantener su tan necesaria motivación acompañada de su percepción de progresos. He tenido algún caso similar y mientras no esté en una enseñanza reglada ni oficial esto se puede hacer, el problema viene cuando hay que cumplir unos objetivos marcados de ámbito oficial…
    Un saludo y mucho ánimo con tu labor

    Responder
    • Bueno, eso se intenta, no cargarlo con más tarea de la que puede hacer. Y parece ser que la audición fue fenomenal. Ya os contaré más cosas de él, me da a mí que no van a ser las últimas noticias suyas….

      Responder
  2. Hola compañera! Realmente la motivación en un alumno es fundamental para su avance, cada vez lo tengo más presente.
    Sin entrar en detalles sobre mi opinión con respecto al sistema educativo en nuestro país y el absurdo exceso de tareas y memorización…pienso que si por el momento no puedes descargar al alumno de tanta tarea quizás una opción a plantear sea la de adaptar el material y contenido del curso a un ritmo que pueda llevar. Si dispone de algo de tiempo a diario por poco que sea y los planteamientos semanales de instrumento son llevaderos irá menos estresado y sentirá menos como todo se le hace cuesta arriba. Desde luego no es del todo ideal la solución pero al menos conseguimos mantener su tan necesaria motivación acompañada de su percepción de progresos. He tenido algún caso similar y mientras no esté en una enseñanza reglada ni oficial esto se puede hacer, el problema viene cuando hay que cumplir unos objetivos marcados de ámbito oficial…
    Un saludo y mucho ánimo con tu labor

    Responder
    • Bueno, eso se intenta, no cargarlo con más tarea de la que puede hacer. Y parece ser que la audición fue fenomenal. Ya os contaré más cosas de él, me da a mí que no van a ser las últimas noticias suyas….

      Responder
Deja un comentario